Conviviendo con Mapaches

 

 

Por M.Sc Jorge Hernández Benavides,

Coordinador del Programa de Manejo y Conservación de la Vida Silvestre del ACCVC.

 

Mapache1La problemática con los mapaches de las zonas urbanas viene dándose desde hace unos cinco años, la mayoría de las denuncias se concentran en San José, principalmente en los barrios ubicados al Sureste, Desamparados, Guadalupe, Coronado, Moravia y se ha ido extendiendo hacia otros sectores como La Sabana, Escazú y Tibás, aunque también se están dando casos en las Provincias de Alajuela, Heredia y Cartago. El problema en realidad se esta presentando en todo el país, especialmente en las grandes ciudades o en los desarrollos turísticos.

 

Descripción del problema

 Los mapaches son reportados porque rompen las bolsas de basura, invaden bodegas y alacenas en busca de comida.

  • Se instalan en los cielorrasos de casas de habitación, en donde sus propietarios se quejan por el ruido, y porque orinan y defecan allí.
  • También hay personas que al verlos les ofrecen alimento lo que aumenta la persistencia del problema, ya que así se cambia el comportamiento natural de los mismos y cada vez más relacionan al ser humano con comida.
  • El problema también es que están comiendo basura –con restos de comida y carroña– y viviendo en ríos y quebradas contaminadas, conviviendo con roedores y animales domésticos, incrementándose el riesgo de transmisión de enfermedades.


Descripción de la especie

 

Orden Carnívora, Familia Procyonidae

 

En Costa Rica hay dos especies, Procyon lotor el cual tiene como nombre común mapache norteño y la otra Procyon cancrivorus cuyo nombre común es mapache cangrejero, la cual tiene su distribución restringida al Pacifico Sur.

El mapache puede alcanzar un tamaño de 61a 91 cm de largo, con un peso que puede ir de 4.5 a 13.5 kilogramos. Posee manchas negras alrededor de sus ojos, su pelaje es abundante y su cola es anillada. Esta especie también presenta dimorfismo sexual en individuos adultos, principalmente en cuanto al tamaño del cuerpo.

La especie que esta generando problemas en el Área Metropolitana es la del mapache norteño o Procyon lotor.

 

El mapache es una especie silvestre, que se adapta muy bien a los hábitats alterados, ya que son omnívoros es decir tienen la capacidad de comer vivo o muerto animal o vegetal, con lo cual se adaptan muy fácilmente a las ciudades o desarrollo humanos.

 

Durante el día pasan durmiendo en los árboles o cuevas naturales o artificiales; su dieta natural son: cangrejos, frutos, semillas, huevos, ranas, sapos y camarones, tiene la costumbre de lavar sus alimentos antes de comerlos, por eso viven cerca de las fuentes de agua. Poseen de 2 a 5 crías por año aproximadamente entre julio y agosto.

 

Los funcionarios del Área de Conservación de la Cordillera Volcánica Central (ACCVC), al realizar sus intervenciones han comprobado que están naciendo en zonas urbanas, al menos desde hace cinco años.

 

 

Las diferentes hipótesis

 

Se han planteado una serie de hipótesis para explicar esta aparente explosión poblacional:

 

  1. La población de sus principales depredadores naturales, como por ejemplo los felinos, está mermada por lo que casi no hay control biológico, lo que ha permitido el aumento de la población.
  2.  Con tanta basura en los ríos, sus corredores biológicos naturales, los mapaches tienen más acceso a comida y por eso sus poblaciones van en aumento.
  3.  La urbanización de terrenos boscosos circundantes a la capital, los ha dejado con menos hábitats disponibles, obligándolos a colonizar nuevos territorios.
  4.  Las personas salen de paseo a las áreas rurales y se traen crías de mapaches entre otros animales silvestres para ser utilizadas como mascotas, pero cuando estas crecen terminan abandonándola a su suerte, generando la presencia de animales problema.

 

Aspectos legales

 

Según la Ley de Conservación de la Vida Silvestre N° 7317, los mapaches están protegidos por esta Ley, con lo cual el manejo que debe darse a dicho problema es técnico, y no pueden ni deben de ser controlados, manipulados o sacrificados, sino que solamente por parte de funcionarios del SINAC o SENASA.

 

Riesgos

 

Los mapaches como animales silvestres que son en ciertas ocasiones pueden ser agresivos, con el inconveniente de que pueden transmitir enfermedades tales como la rabia, poseen sus crías un parásito que aún no se ha comprobado su existencia en Costa Rica llamado Baylascaris procyonis (nemátodo), también las personas y los animales domésticos pueden contagiarlos a ellos, generando problemas de Ecosalud, los cuales deben ser atendidos por las autoridades respectivas.

 

Solución al problema

 Según la literatura científica y el criterio de muchos de los expertos consultados, este tipo de especies que tienen este tipo de plasticidad y capacidad de adaptación a hábitats alterados han llegado para quedarse, pues prácticamente no existen ejemplos exitosos de su erradicación en otras latitudes.

  

Acciones emprendidas

 

El Área de Conservación de la Cordillera Volcánica Central ha dotado de equipo de captura tal como varas lazo y trampas metálicas y ha impartido varias capacitaciones a los funcionarios de sus ocho oficinas Subregionales y sus siete Áreas Silvestres Protegidas, aunque la demanda del servicio es tal que supera en mucho las capacidades institucionales, de igual manera desde hace cuatro años tomo la iniciativa en conjunto con APREFLOFAS y organizo un taller de análisis de la problemática, y desde ese entonces se han organizado en conjunto con el INBIO y la UNA, tres talleres de expertos más y en la actualidad se cuenta con un “Protocolo de Captura y Manejo de los Mapaches Urbanos”.

 

Producto de este trabajo en conjunto desde hace más de dos años, se conformó una comisión interinstitucional que se reúne para trabajar en estos protocolos y resolver sobre la mejor forma de atención de casos y medidas para controlar esta situación: ésta comisión está integrada por el SINAC, el Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA), la Universidad Nacional (UNA), la Universidad de Costa Rica (UCR), el Colegio de Veterinarios, el Colegio de Biólogos y organizaciones no gubernamentales.

 

De forma ocasional y cuando el problema de verdad es crónico, luego de realizar las valoraciones correspondientes se han capturado algunos ejemplares, los cuales han sido remitidos a la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional y si los animales están sanos han sido traslocados a sitios naturales con una apropiada cobertura boscosa, lejos de la presencia de seres humanos, y si es que no poseen las habilidades necesarias para sobrevivir por si mismos o deben ser tratados por alguna enfermedad han sido enviados a centros de rescate.

 

Sin embargo este esquema de trabajo esta siendo cuestionado por científicos ya que el mapache es una especie común y de bajo valor de conservación, por lo que la traslocación de individuos se ve más bien como un forma de contaminar genéticamente otras poblaciones o exponerlas a enfermedades de forma innecesaria, por lo que se esta recomendando la castración de machos como medida de control de la población y finalmente la eutanasia de animales portadores de enfermedades.

 

En cuanto al control de la población, aún se requieren estudios que comprueben o descarten las hipótesis antes mencionadas sobre las causas. Esto tiene el objetivo de sustentar la toma de decisiones de manejo. Sin embargo, aún no se cuenta con financiamiento para hacerlo.

 

Para poder realizar todas estas acciones de forma apropiada aún falta contar con mayores recursos económicos, de equipamiento y capacitación con lo que estamos lejos de controlar la situación de forma apropiada.

 

 

 

Recomendaciones

 

  • Cubra posibles entradas a su casa No deje puertas o ventanas abiertas, asegúrese de que el cielorraso no tenga huecos y las tapias no tengan grietas grandes.
  • Evite conflictos con los perros Se han dado enfrentamientos entre mapaches y perros. Si hay un mapache en su casa, evite que su mascota se le acerque.
  • Sea cuidadoso con sus desechos No los deje afuera y tápelos bien. Recuerde que los mapaches pueden abrir, pelar y desenroscar.
  • Mantener limpios los ríos. Riachuelos, manantiales y áreas cercanas al bosque.
  • Mantener en buen estado el techo, cielo raso y otros lugares de la infraestructura de su casa o edificio.
  • No alimente a los mapaches.
  • Coloque cercas con electricidad para evitar el ingreso de ellos a la casa o edificio.
  • No los toque; evitemos la transmisión de enfermedades.
  • Aprendamos a convivir con ellos sin maltratarlos.

 

Conclusiones

Los mapaches llegaron para quedarse y tenemos que aprender a vivir con ellos.          

La preocupación es ver cómo hacemos para que ese choque de vida silvestre con ciudad no sea tan violento y la gente sepa qué hacer.

 

 

 

 

Hay una serpiente en mi casa

(Por Lic. Minor González Guzmán, Encargado de la Unidad de Vida Silvestre, Oficina de Alajuela-ACCVC).

 

Trate de no lastimarlo, posiblemente está mas asustado y a la defensiva que Usted!

 

Si no tiene la experiencia como para poder identificar si lo que está viendo es una serpiente venenosa o no venenosa, maneje la situación como si se tratara de una venenosa, por lo que no intente capturarla, no la acose y no la pierda de vista, busque ayuda de personas que estén capacitadas para la captura y manejo de estos reptiles con el fin de evitar un accidente ofídico que comprometa su salud, el llamar al 911 o a las oficinas del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), es la decisión más inteligente que se puede tomar en estos casos.

 

 Tortuguero -  barra del colorado - roberto ramos m - 010SERPIENTES DE COSTA RICA

 

Sabía usted que en Costa Rica existen 139 especies y 1 subespecie de serpientes o culebras como prefieran llamarlas y que solo 22 especies forman parte del grupo clasificado como venenosas por lo que existen 117 que no lo son. Además de que todas ellas son parte de los ecosistemas que caracterizan este país y juegan un rol importante dentro de estos ya que por sus conductas alimenticias son buenas controladoras de poblaciones de especies de animales silvestres que eventualmente se podrían volver plagas en cultivos agrícolas ocasionando pérdidas económicas importantes anualmente como es caso de los roedores.

 

Las serpientes desde los tiempos bíblicos siempre han sido relacionadas con el mal, esto ha causado una mala percepción de este grupo de reptiles es por lo que como dice el dicho culebra vista culebra muerta ya que para la mayoría de las personas todas ellas son venenosas y representa un riesgo para la vida humana aunque no sea así.

 

El porqué, hoy se ven más serpientes cerca y dentro de nuestros hogares es una pregunta que muchos se hacen hoy día, será cierto que hace algunos años pasó un helicóptero tirando sacos llenos de culebras y eso ayudo a que hoy hayan más, pues no acciones antropogénicas o causadas por el hombre para utilizar un lenguaje más popular; como la disminución de áreas boscosas que contribuyen a la disminución de animales silvestres que se alimentan de serpientes, así como la reducción de presas de casa, uso de productos que contribuyen con el calentamiento global y la capacidad de adaptación a los ecosistemas modificados contribuyen a que las personas tengan en estos tiempos un mayor contacto con reptiles de este grupo.  

 

COMO SE ALIMENTAN

 

Las serpientes se alimentan tanto de vertebrados como invertebrados, para su captura utilizan técnicas diferentes en el caso de las no venenosas por lo general atrapan e inmovilizan la presa enrollando su cuerpo causándole una insuficiencia circulatoria hasta que ésta muere y las venenosas inyectan sustancias tóxicas en el cuerpo de los animales que los inmoviliza rápidamente hasta causarles la muerte facilitando su captura, además el veneno actúa en procesos de descomposición de la carne que facilita la digestión de la misma.

 

Algo importante de indicar es que el veneno que producen las especies de serpientes venenosas es utilizado por ellas principalmente para la captura de sus presas y cuando se da una mordedura en un ser humano es a causa de un accidente, por descuido o imprudencia de las personas, ya que ellas atacan como un instinto de defesa cuando se ven amenazadas.

 

ALGUNOS TIPS PARA IDENTIFICAR VENOSAS DE NO VENENOSAS

 

Existen algunas características biológicas y físicas que le pueden indicar si la serpiente que está observando representa un riesgo para su salud, en el caso de los vipéridos o tobobas como se les llama popularmente, es el grupo de serpientes venenosas más importante clínicamente hablando ya que es en el donde se encuentran clasificadas 16 especies para el país y son las que presentan mayores casos de accidentes por mordeduras al ser humano.

 

Estas serpientes se diferencian de las no venenosas por presentar una cabeza triangular, pupila vertical u ojo de gato, estas dos primeras características no san tan seguras ya que hay serpientes no venenosas que las presentan como es el caso de boas y la característica más importante es la presencia de dos agujeros que se encuentran posicionados en la cabeza entre las fosas nasales y los ojos, bilógicamente a ésta se le conoce con el nombre de “foseta loreal”, estos orificios son receptores de calor y le permite a la serpiente venenosa localizar a las presas de sangre caliente de las cuales se alimenta.Viperidos

El otro grupo de serpientes venenosas son las de la familia Elapidae con una especie marina que se encuentra en el Pacífico y las corales, ambas carecen de los orificios receptores de calor o “fosetas loreales”, estas son más pequeñas con relación a las tobobas y su incidencia en accidentes por mordedura a personas es menor ya que solo pueden morder en áreas pequeñas del cuerpo como los dedos y manos cuando alguien trata de agarrarlas o pies descalzos si se majan.

 

Para el caso de las corales durante mucho tiempo han utilizado el patrón de coloración en su cuerpo para su identificación conocido como (RANA) rojo-amarillo-negro-amarillo, sin embargo especies no venenosas han adoptado la misma organización de colores como mecanismo de defensa hacia sus depredadores por lo que esta característica aunque ayuda no es muy confiable.  

 

El tamaño de la cabeza y el ojo les permite a los expertos poder identificarlas ya que estos miembros son más pequeños en el caso de las corales verdaderas.

 

Si se observan bien las dos primeras fotos se puede comparar el tamaño de los ojos son mas grandes con relación a las de abajo, sin embargo solo con la experiencia se puede identificar una de la otra, por lo que nuevamente lo recomendable es dejarle el trabajo de captura y manipulación a un experto.

 

 

Fuente: SINAC

Compartir:

Instituciones adscritas

ICE racsa AyA ARESEP SENARA CNFL ESPH JASEC INCOPESCA CNE
MOPT recope Coopeguanacaste Coopealfaroruiz CoopeSantos Coopelesca